Las Termas del Connétable, un toque oriental

Las Termas del Connétable, un toque oriental

¡La voluntad de construir un centro termal digno de su nombre!

Inaugurado en 1932

Este establecimiento, construido frente a la avenue Benjamin Bord, en homenaje a quien reestructuró la sociedad hidromineral, responde a la ambición de los dirigentes por hacer de la estación un centro termal digno de su nombre. El Connétable, que en la época estaba rodeado de setos y grandes portales de árboles y viñas, fue objeto de todos los elogios. La primera piedra se colocó en 1927 y el edificio se inauguró en 1932 siendo el orgullo de la empresa Société Thermale de La Roche-Posay.

Una arquitectura de moda

La tarea se asignó al arquitecto Allengry y al decorador Paul Audra, ambos bien inspirados en la estación termal de Vichy de los años 30 y con influencia oriental, por ello el techo tiene forma de pagoda. Sus toques orientales le proporcionaron una arquitectura de moda para la época. Durante la Segunda Guerra Mundial había frescos que resultaron dañados por la humedad y el mal mantenimiento. En 1991, un nuevo arquitecto creó nuevos frescos.

El interior se debió modificar a principios de los años 90, dando lugar a una decoración negra y dorada en el vestíbulo de entrada y se instaló un ascensor. Los nuevos frescos decoran los muros representando la vida de Radegonde.

Antes de que en las termas pusieran a disposición albornoces y toallas, los agüistas iban de sus apartamentos a las termas andando y con su albornoz.

El nombre de Connétable está relacionado con Duguesclin que fue un Connétable de Francia, consejero militar del rey, aunque nunca viniese a La Roche Posay (o al menos no hay ninguna señal de ello).